Gobierno de Guatemala Ministerio de Agricultura, Ganaderia y Alimentación Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales Instituto Nacional de Bosques Consejo Nacional de Áreas Protegidas Instituo Geógrafico Nacional Facultad de Agronomía, Universidad de San Carlos de Guatemala Universidad del Valle de Guatemala Universidad Rafael Landivar Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia

 

Desde el año 2001 un equipo de técnicos de varias instituciones de gobierno y no gubernamentales iniciaron un trabajo conjunto para crear el primero de una serie de mapas que muestran los cambios de la cobertura forestal del país. A diferencia de mapas anteriores en Guatemala, esta serie de mapas ha sido realizada con el aporte de todas las instituciones de gobierno relacionadas con el tema forestal, ambiental y de manejo de recursos naturales, y teniendo el apoyo técnico y financiero de varias instituciones académicas del país y del extranjero.

 

Ese trabajo conjunto dio sus frutos en la publicación de los mapas de cobertura forestal para Guatemala para los años 1991, 1996, 2001, 2006 y 2010 todos realizados con la misma metodología básica. Adicionalmente, en marzo de 2010 se firmó el convenio entre MARN, CONAP, INAB y UVG para formalizar la creación del entonces llamado Grupo de Mapeo Forestal. Dicho convenio fue rápidamente ampliado para incluir nuevas instituciones deseosas de apoyar esta importante iniciativa. Fue así como se agregaron el MAGA, la URL, la USAC, el IGN y más recientemente Segeplán. A la fecha se está coordinando la elaboración del nuevo convenio del grupo.

 

La ampliación del grupo para incluir nuevas instituciones viene de la mano con una ampliación de los alcances de los productos y tareas que el equipo técnico está visualizando para el futuro cercano. El trabajo ya no es únicamente de mapeo forestal ya que ha sido ampliado a un mapeo de otros usos del suelo, como es el caso de los mapas presentados en este informe. Pero más allá de los productos de mapeo, los requerimientos mundiales para nuestro país, derivados de convenios internacionales relacionados con problemáticas como el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y el avance de las zonas desérticas, crean la necesidad de contar en nuestro país con un sistema robusto de monitoreo del estado de nuestros ecosistemas, no solo desde el aire, sino complementado con mediciones en el terreno.

 

Es así como el grupo decidió ampliar su nombre de mapeo a monitoreo, para expresar el objetivo de desarrollar sistemas de observación remota que se complementen con sistemas de medición en campo, específicamente inventarios con parcelas permanentes que describan con más detalle los diferentes usos del territorio que se observan en nuestro país y los cambios observados a lo largo del tiempo.





Con el apoyo financiero de:

Con la colaboración de: